La red de ciclovías de la Ciudad de México

1 de abril de 2013

Cargando mapa... Espere.

Símbología:

Para fomentar el uso de la bicicleta durante el gobierno de Marcelo Ebrard se construyeron en la Ciudad de México varias ciclopistas.

Estas ciclovías se unen a las construidas por Andrés Manuel López Obrador:

Ciclopista del Paseo de la Reforma:
Estela de Luz – Avenida Hidalgo

La primera ciclovía que construyó Marcelo Ebrard circula por Paseo de la Reforma desde la Estela de Luz hasta Avenida Hidalgo.

Está ciclovía es un carril confinado y exclusivo para bicicletas. Este carril es ancho y caben sin dificultad dos bicicletas lo que permite hacer rebases (y también circular en sentido contrario, lo cual no es muy recomendable). Para su construcción se utilizaron las laterales del Paseo de la Reforma y ahora hay dos carriles para automóviles y uno para bicicletas. El carril de los ciclistas está confinado con mojoneras y postes de plástico. Las mojoneras son grandes y muy visibles y es difícil para un auto invadir la ciclopista, pero sigue ocurriendo. Se puede circular por Paseo de la Reforma de Oriente a Poniente y en sentido inverso.

Durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se construyó una ciclopista sobre Paseo de la Reforma pero la obra se limitaba a pintar la banqueta de rojo... la banqueta pintada de rojo era una ciclopista. El espacio de la banqueta debía ser compartido por peatones y ciclistas. Con el paso del tiempo la pintura se despintó y la ciclopista desapareció.

La nueva ciclopista del Paseo de la Reforma, la versión 2.0, fue una mejora considerable a la ciclopista construida por Andrés Manuel López Obrador. Es sin duda una ciclopista de Primer Mundo.

Ciclopista Fuente de Cibeles – Zócalo

Se puede ir desde la Fuente de Cibeles hasta el Zócalo de la Ciudad de México usando un carril confinado y exclusivo para bicicletas.

Esta ciclopista inicia en la Fuente de Cibeles y su recorrido va por las calles de:

Está ciclovía es un carril confinado y exclusivo para bicicletas. Este carril es ancho y caben sin dificultad dos bicicletas lo que permite hacer rebases (y también circular en sentido contrario, lo cual no es muy recomendable). Para su construcción se utilizó una parte de la calle y ahora hay varios carriles para automóviles (uno usado permanentemente como estacionamiento) y uno para bicicletas. El carril de los ciclistas está confinado con mojoneras y postes de plástico. Las mojoneras de esta ciclopista son más pequeñas que las que se usaron en la ciclopista de Paseo de la Reforma y consecuentemente es más fácil para un auto invadir la ciclopista.

En la esquina de Doctor Río de la Loza y 5 de febrero el carril confinado y exclusivo para ciclistas "desaparece"... pero reaparece en la esquina de Avenida 20 de noviembre y José María Izazaga.

Esta ciclopista sigue el sentido de la circulación de las calles que va de oriente a poniente. Algunos ciclistas se animan a circularla en sentido contrario, de oriente a poniente pero es más complicado pues no se pueden ver los semáforos y los conductores y peatones se han acostumbrado a la circulación de las calles y no espera encontrar ciclistas en sentido contrario. Con mucha precaución se puede hacer el recorrido desde el Zócalo hasta Cibeles pero el sentido original es de la Fuente de Cibeles al Zócalo.

Durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se construyó una ciclopista con la misma ruta pero esa fallida ciclopista se limitaba a pintar la calle de rojo... la calle pintada de rojo era una ciclopista. No había mojoneras, no había señalamientos. El espacio de la calle debía ser compartido por automóviles y ciclistas. Los automovilistas nunca respetaron a la y la usaban como estacionamiento o para circular. Con el paso del tiempo la pintura se despintó y la ciclopista desapareció.

La nueva ciclopista de Fuente de la Cíbeles – Zócalo , la versión 2.0, fue una mejora considerable a la ciclopista construida por Andrés Manuel López Obrador.

Ciclopista Zócalo – Avenida Chapultepec esquina con Mérida

Se puede ir desde la Fuente de Cibeles hasta el Zócalo de la Ciudad de México usando un carril confinado y exclusivo para bicicletas. Pero no se puede hacer el viaje de regreso en un carril confinado y exclusivo para bicicletas. Sólo se puede ir desde el Zócalo hasta la Avenida Chapultepec esquina con Mérida.

Esta ciclopista inicia en el Zócalo y recorre las calles de:

Esta ciclopista sigue el sentido de la circulación de la calle lo que facilita recorrerla.

Esta ciclovía desde el Zócalo hasta la esquina de Pino Suárez hasta Izazaga es un carril confinado y exclusivo para bicicletas. Este carril es ancho y caben sin dificultad dos bicicletas lo que permite hacer rebases (y también circular en sentido contrario, lo cual no es muy recomendable). Para su construcción se utilizó una parte de la calle y ahora hay varios carriles para autos y un carril para bicicletas. El carril de los ciclistas está confinado con mojoneras y postes de plástico. Las mojoneras de esta ciclopista son más pequeñas que las que se usaron en la ciclopista de Paseo de la Reforma. y consecuentemente es más fácil para un auto invadir la ciclopista.

En Izazaga, Arcos de Belén y Avenida Chapultepec esta ciclopista NO es un carril confinado y exclusivo para bicicletas. En este tramo es un carril COMPARTIDO CON EL TRANSPORTE PUBLICO, en este caso con microbuses. El carril está confinado con mojoneras. Las mojoneras de esta ciclopista son más pequeñas que las que se usaron en la ciclopista de Paseo de la Reforma y consecuentemente es más fácil para un auto invadir la ciclopista. Para facilitar la entrada y salida de microbuses para confinar el carril no se utilizaron postes de plástico. Los microbuseros entran y salen del carril. Más aún acostumbran que sus pasajeros desciendan no sobre la banqueta sino sobre este carril confinado...

Esta ciclopista sigue el sentido de la circulación de las calles que va de poniente a oriente.

Para llegar a la Fuente de Cibeles algunos ciclistas se animan a circular en sentido contrario la Ciclopista Fuente de Cibeles – Zócalo. Hacerlo así es más complicado pues no se pueden ver los semáforos y los conductores y peatones se han acostumbrado a la circulación de las calles y no esperan encontrar ciclistas en sentido contrario. Con mucha precaución se puede hacer el recorrido desde el Zócalo hasta Cibeles pero el sentido original es de la Fuente de Cibeles al Zócalo.

La solución sería crear un carril confinado para ciclistas en las calles de Córdoba, Puebla y Oaxaca para que fuera posible ir del Zócalo a la Fuente de Cibeles y crear un circuito en ambas direcciones como en Paseo de la Reforma.

Avenida Chapultepec: Metro Chapultepec – Metro Insurgentes

Se puede ir desde el Metro Chapultepec hasta el Metro Insurgentes por Avenida Chapultepec y en sentido inverso usando un carril confinado y exclusivo para bicicletas.

Esta ciclopista inicia en la esquina de Avenida Chapultepec y Sonora / Lieja y termina en la esquina de Avenida Chapultepec con Monterrey / Florencia.

Está ciclovía es un carril confinado y exclusivo para bicicletas. Para su construcción se utilizó una parte de la calle y ahora hay varios carriles para automóviles y uno para ciclistas. El carril de los ciclistas está confinado con mojoneras y postes de plástico. Las mojoneras de esta ciclopista son más pequeñas que las que se usaron en la ciclopista de Paseo de la Reforma y consecuentemente es más fácil para un auto invadir la ciclopista.

En ambos sentidos de la Avenida Chapultepec hay un carril confinado para ciclistas por lo que se puede recorrer de oriente a poniente y viceversa.

Avenida Chapultepec – Fuente de Cibeles

Se puede ir desde la Avenida Chapultepec esquina con Medellín hasta la Fuente de Cibeles usando un carril confinado y exclusivo para bicicletas.

Está ciclovía es un carril confinado y exclusivo para bicicletas. Este carril es ancho y caben sin dificultad dos bicicletas lo que permite hacer rebases (y también circular en sentido contrario, lo cual no es muy recomendable). Para su construcción se utilizó una parte de la calle y ahora hay varios carriles para automóviles (uno usado permanentemente como estacionamiento) y uno para bicicletas. El carril de los ciclistas está confinado con mojoneras y postes de plástico. Las mojoneras de esta ciclopista son más pequeñas que las que se usaron en la ciclopista de Paseo de la Reforma. y consecuentemente es más fácil para un auto invadir la ciclopista.

Esta ciclopista sigue el sentido de la circulación de las calles que va de norte a sur. Algunos ciclistas se animan a circularla en sentido contrario, de sur a norte pero es más complicado pues no se pueden ver los semáforos y los conductores y peatones se han acostumbrado a la circulación de las calles y no espera encontrar ciclistas en sentido contrario.

Esta ciclopista es una micro-ciclopista pues apenas se extiende a lo largo de tres calles... Aunque rodeando la fuente de Cibeles se puede incorporar a la ciclopista Fuente de Cibeles - Zócalo.

Avenida Chapultepec – Liverpool

Se puede ir desde la Avenida Chapultepec esquina con Nápoles hasta la esquina de Liverpool y Nápoles usando un carril confinado y exclusivo para bicicletas.

Está ciclovía es un carril confinado y exclusivo para bicicletas. Este carril es ancho y caben sin dificultad dos bicicletas lo que permite hacer rebases (y también circular en sentido contrario, lo cual no es muy recomendable). Para su construcción se utilizó una parte de la calle y ahora hay varios carriles para automóviles (uno usado permanentemente como estacionamiento) y uno para bicicletas. El carril de los ciclistas está confinado con mojoneras y postes de plástico. Las mojoneras de esta ciclopista son más pequeñas que las que se usaron en la ciclopista de Paseo de la Reforma y consecuentemente es más fácil para un auto invadir la ciclopista.

Esta ciclopista sigue el sentido de la circulación de las calles que va de sur a norte. Algunos ciclistas se animan a circularla en sentido contrario, de norte a sur pero es más complicado pues no se pueden ver los semáforos y los conductores y peatones se han acostumbrado a la circulación de las calles y no espera encontrar ciclistas en sentido contrario.

Esta ciclopista es una micro-ciclopista pues apenas se extiende a lo largo de dos calles... Pero se conecta con la ciclovía Zócalo – Avenida Chapultepec esquina con Mérida por lo que se puede ir desde el Zócalo hasta la esquina de Liverpool y Nápoles usando un carril confinado y exclusivo para bicicletas.

Reforma – Eje Central

A lo largo de Avenida Juárez desde Paseo de la Reforma y Eje Central existe un carril confinado y exclusivo para bicicletas.

Está ciclovía es un carril confinado y exclusivo para bicicletas. Este carril es ancho y caben sin dificultad dos bicicletas lo que permite hacer rebases (y también circular en sentido contrario, lo cual no es muy recomendable). Para su construcción se utilizó una parte de la calle y ahora hay varios carriles para automóviles y uno para bicicletas. El carril de los ciclistas está confinado con mojoneras y postes de plástico. Las mojoneras son grandes y muy visibles y es difícil para un auto invadir la ciclopista, pero sigue ocurriendo.

Esta ciclopista sigue el sentido de la circulación de la Avenida Juárez que va de poniente a oriente. Algunos ciclistas se animan a circularla en sentido contrario, de oriente a poniente pero es más complicado pues no se pueden ver los semáforos y los conductores y peatones se han acostumbrado a la circulación de las calles y no espera encontrar ciclistas en sentido contrario.

Esta ciclopista es una micro-ciclopista pues apenas se extiende a lo largo de 5 calles... Pero se conecta con la ciclovía de Reforma por lo que se puede ir desde la Estela de Luz hasta el Palacio de Bellas Artes usando un carril confinado y exclusivo para bicicletas.

El circuito Gandhi

A lo largo de el circuito Gandhi y rodeando el Museo Nacional de Antropología y el Museo Rufino Tamayo existe un carril confinado y exclusivo para bicicletas. Este carril es ancho y caben sin dificultad dos bicicletas lo que permite hacer rebases (y también circular en sentido contrario, lo cual no es muy recomendable).

Para su construcción se utilizó una parte de la calle y ahora hay dos carriles para automóviles y dos para bicicletas. El carril de los ciclistas está confinado con mojoneras y postes de plástico.

Esta ciclopista sigue el sentido de la circulación del circuito Gandhi que va de poniente a oriente y viceversa.

Esta ciclopista es una micro-ciclopista pues apenas se extiende a lo largo de 1.3 kilómetros...

Anteriormente el circuito Gandhi era utilizado como estacionamiento por automovilistas y era un negociazo para  "franeleros" y "viene-viene". La construcción de la ciclopista acabó con esa situación, lo que generó animadversiones entre los "perjudicados".

 

En Paseo de la Reforma desde el Auditorio Nacional hasta la Estela de Luz se construyó un carril confinado COMPARTIDO CON EL TRANSPORTE PUBLICO, en este caso con microbuses y camiones. El carril estaba confinado con mojoneras. Sin embargo a alguien en el gobierno se le doblaron las corvas y decidió cancelar este carril confinado tras unas semanas de operación. ¡Qué pena! Para proteger a los ciclistas cancelaron al carril confinado y ahora los obligan a ir "ratoneando" (circular haciendo zig-zag entre los automóviles) en Paseo de la Reforma y pelear por el espacio con automovilistas, autobuses y microbuses. ¡Vaya lógica!

El carril confiando para ciclistas en Paseo de la Reforma en el tramo Auditorio Nacional – Estela de Luz es ahora una necesidad ante la expansión de ecobici hacia Polanco. Y es que Paseo de la Reforma es uno de los pocos caminos disponibles para cruzar Circuito Interior en bicicleta.

El carril confiando para ciclistas en Paseo de la Reforma en el tramo Auditorio Nacional – Estela de Luz es muy necesario pues conectaría a la Ciclopista de la Ciudad de México, la Ciclopista Rural de Tlalpan y la actual ciclopista de Paseo de la Reforma. Quizás algún día sea nuevamente posible ir desde el Zócalo de la Ciudad de México hasta el Estado de Morelos usando un carril confinado y exclusivo para bicicletas.

 

Con las ciclopistas, el ciclotón y el programa ecobici cada día se ven más ciclistas pedaleando en la Ciudad de México. Es gratificante ver cada vez más y más personas transportándose en bicicleta por las calles del Distrito Federal.

Las ciclopistas ayudan a ciclistas novatos a animarse a pedalear y ganar experiencia y confianza. Las ciclopistas también hacen que viajar en bicicleta sea más rápido y seguro. Al tener un carril confinado los ciclistas ya no tienen que ir "ratoneando" en medio de los autos ni peleando por el espacio con otros automovilistas.

La construcción de ciclopistas se ha concentrado en el centro de la ciudad. Ojalá que en el futuro se construyan más ciclopistas en otras zonas de la Ciudad y que sea posible,por ejemplo, ir de Iztapalapa al Zócalo o de Tlalpan al Zócalo en un carril confinado y exclusivo para bicicletas.

En la ciudad de Berlín en Alemania se ha promovido el uso de la bicicleta y actualmente hay más de 750 kilómetros de carriles confinados y exclusivos para bicicletas. En la Ciudad de México, una de las más grandes y pobladas del mundo, no llegan ni a 100 kilómetros.

Marcelo Ebrard condenó al olvido y destrucción a las ciclopistas construidas por Andrés Manuel López Obrador. Esperemos que ahora Miguel Angel Mancera no haga lo mismo con la obra de su antecesor...

Galería Fotográfica


Anterior
La ciclovia en la calle de Durango

Siguiente

Sitios de interés:

La ciclopista rural de Tlalpan

La ciclopista Ejército Nacional Chimilli

El ciclotón de la Ciudad de México

El Parque San Nicolás Totolapan

Tiendas de bicicletas en la calle de San Pablo

A Marcelo Ebrard Casaubón le vale m*dre la ciclopista.


Comenta y opina este texto     Lee mi libro de visitas
© 1997-2017 Alain García Gómez
albegago@hotmail.com
@feesgo
El vínculo a este documento es:

Puedes apoyar a este sitio invitándome a comer...

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios. Si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Política de Privacidad