Guía  para el cuidado de los búlgaros y producción de yoghurt casero

23 de agosto de 2020

Desde que era niño, hace ya varios ayeres, he  tomado yoghurt casero.  Primero mi mamá se encargaba de cuidar a los búlgaros  para producir el yoghurt y ahora me  toca a mí. En estos años he aprendido dos o tres cosas sobre su cuidado.

El yoghurt es resultado de la fermentación. Consecuentemente para producir yoghurt necesitamos:

Para producir yoghurt yo recomiendo utilizar un recipiente ancho, no alto. Un recipiente como un frutero, una jícara, una palangana, un tazón, etc.

Para producir yoghurt yo recomiendo utilizar un recipiente ancho, no alto. Un recipiente como un frutero, una jícara, una palangana, un tazón, etc.

En ese recipiente debemos extender los búlgaros, tratando de evitar que se encimen.

En el recipiente debemos extender los búlgaros, tratando de evitar que se encimen.

Posteriormente vertimos leche hasta que apenas cubra los búlgaros. No es necesario que los búlgaros naden o floten en la leche.

Vertimos leche hasta que apenas cubra los búlgaros.

El tipo de leche es importante. A los búlgaros no les gusta  la leche light, la leche descremada, la leche de soya o la leche de almendra. En México el Gobierno Federal entrega leche a bajo precio a las familias de escasos recursos. Popularmente a esa leche se le conoce como la leche de la CONASUPO, o la leche LICONSA. La leche de la CONASUPO / LICONSA tampoco  les gusta a los búlgaros.  ¿Qué pasa con esas leches? Al usarlas no se produce yoghurt y en poco tiempo los búlgaros morirán. ¡Zaz!

Para mis búlgaros yo uso leche Alpura de la clásica, entera.  Pero cualquier leche entera servirá. Si es leche de vaca directa de la vaca, leche bronca, mejor.

El yoghurt es resultado de la fermentación, y para eso necesita calor. Yo coloco los búlgaros en el lugar más caliente de mi casa donde no les pegue directamente el sol. Se debe evitar que el sol les pegue directamente puesto que el sol corta la leche, la echa a perder.

En invierno, cuando baja la temperatura en la Ciudad de México, en las  noches meto a  mis búlgaros en la habitación donde duermo, para que el calor generado por mi cuerpo les ayude a producir el yoghurt.

El yoghurt es resultado de la fermentación, y para eso necesita oxígeno, aire. No se deben tapar los búlgaros herméticamente. Si se usa un recipiente con tapa,  no se le debe poner tapa. 

Si por alguna razón se quieren tapar los búlgaros, se debe utilizar una tela porosa, que permita la circulación del aire oxígeno.

El yoghurt es resultado de la fermentación y el calor es importante. Yo viví dos años en Culiacán, Sinaloa. Culiacán está a unos kilómetros del Trópico de Cáncer y es un lugar donde hace muchísimo calor. En Culiacán se producía yoghurt dos veces al día, cada 12 horas a temperatura ambiente...

En la Ciudad de México hace un poco más de frío y se produce yoghurt una vez al día, cada 24 horas a temperatura ambiente.

En la Ciudad de México, y cada ciudad es diferente, en 24 horas la leche se convertirá en yoghurt.

El yoghurt se distingue de la leche por su olor, sabor y textura.

El yoghurt se distingue de la leche por su olor, sabor y textura.

Una vez que tengamos nuestro yoghurt debemos colarlo, separarlo de los búlgaros.

Una vez que tengamos nuestro yoghurt debemos colarlo, separarlo de los búlgaros.

El yoghurt colado, listo para tomarse

El  yoghurt es muy amargo, pero hay gente que se lo toma natural. 

Para endulzar un poco el yoghurt en una licuadora podemos hacer licuado de yoghurt con fruta. Vertimos el yoghurt en la licuadora y agregamos fruta, granola, hojuelas de avena, azúcar o miel. Lo licuamos y listo.

Preparando un licuado de yoghurt con papaya, avena y miel

En México tenemos la bendición de disponer de muchísimas frutas todo el año: plátano, papaya, piña, fresa, frambuesa, zarzamora, mango, manzana, pera, durazno, tuna, lichi, mamey, melón, sandía, coco, kiwi, cereza, melocotón, uva, nuez, cacahuate, avellana, almendra, chocolate, etc.

Ante la ausencia de fruta... yo he usado chocolate en polvo para endulzar mi yoghurt.

Hay gente ingeniosa que hace helado de yoghurt... o paletas de yoghurt. Algunos lo ocupan como aderezo para ensaladas.

Tras separar nuestros búlgaros, seguimos nuestro ciclo de ponerle leche a los búlgaros, ponerlos en el lugar más caliente de la casa y esperar a que se produzca el yoghurt.

En la Ciudad de México yo produzco yoghurt cada 24 horas a partir de un lote de búlgaros.

Si se quiere más yoghurt, pues se deben preparar más recipientes con búlgaros y repetir el ciclo hasta el fin de los tiempos.

La rutina diaria que yo sigo es sacar el yoghurt en la mañana, dejar los búlgaro con leche todo el día en el  lugar más caliente de mi casa, en la noches meter los búlgaros a la habitación donde duermo y al otro día sacar el yoghurt en la mañana. Así hasta el fin de los tiempos.

Si por alguna razón no se quiere producir yoghurt diario, se pueden  meter los búlgaros con leche al refrigerador para disminuir la velocidad de producción de yoghurt.  Para disminuir la producción de yoghurt un día metemos los búlgaros con leche al refrigerador  y al siguiente día los sacamos.

En algunas ocasiones he tenido que viajar y dejar a mis búlgaros solos. En esos casos se recomienda meter a los búlgaros con leche en el refrigerador. Yo he dejado hasta 10 días a mis búlgaros en el refrigerador  por cuestiones de viajes. Al  regresar los búlgaros siguen vivos y han seguido producido yoghurt (aunque el yoghurt es demasiado amargo)

En algunas ocasiones he podido viajar con mis búlgaros. Para transportarlos sin problemas los meto en un recipiente sellado y sin leche. Lo más pronto posible hay que ponerles leche.

Ya que es la hora de las confesiones una vez dejé mis búlgaros sin leche durante 7 días y afuera del refrigerador. ¡Zaz! Cuando regresé encontré una piedra de búlgaros, parecían un dulce típico mexicano llamado merengue... Pensé que mis búlgaros habían muerto.  Como la esperanza es lo último que muere, a mi piedra de búlgaros le puse leche... Pasaron dos o tres días y los búlgaros revivieron y comenzaron nuevamente a producir yoghurt. 

Cambiarles la leche a diario es el único cuidado que necesitan los búlgaros. Si por alguna razón quisieran enjuagar sus búlgaros con agua, no usen agua de la llave, pues el agua de la llave tiene cloro que mata a los búlgaros.

¿Y dónde se consiguen los búlgaros? En EE.UU. hay una empresa que los empaqueta al alto vacío y los manda por correo por todo el país. Nunca lo he intentado...

Los búlgaros son seres vivos y se reproducen. Yo cada 15 días regalo búlgaros por que no necesito tanto yoghurt. Si vives en la Ciudad de México, podemos ponernos de acuerdo para entregarte o enviarte los búlgaros. Envíame un correo para ponernos de acuerdo: albegago@hotmail.com

Sitios de interés:

Receta para preparar agua de horchata

Receta para preparar natilla

Receta para preparar tepache


Comenta y opina este texto     Lee mi libro de visitas
© 1997-2020 Alain García Gómez
albegago@hotmail.com
Twitter: @feesgo
El vínculo a este documento es:

Compartir en facebook Compartir en twitter Compartir en whatsapp Rss

Puedes apoyar a este sitio invitándome a comer...

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios. Si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Política de Privacidad