No votes... así ganará el PRI

11 de abril de 2015

No votes... así ganará el PRI

Siempre que hay elecciones, siempre hay personas y organizaciones llamando a no votar. Una cosa ha quedado siempre clara: cuando los ciudadanos no votan, gana el PRI.

Y es que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tiene bajo su control a hordas de pepenadores, tianguistas, taxistas, paracaidistas (invasores de terrenos), vendedores ambulantes, campesinos, maestros agremiados al SNTE, obreros de sindicatos charros, burócratas, narcotraficantes, miembros de la delincuencia organizada, etc. que sí saldrán a votar y decidirán el resultado de la elección.

Más aún el PRI acostumbra comprar votos para ganar la elección.

El PRI se aprovecha de la miseria en que viven 57,000,000 de mexicanos... El día de la elección el PRI "regala" despensas, bultos de cemento, cubetas de plástico, láminas de cartón, playeras, gorras, tarjetas con tiempo aire para el teléfono celular, becas, tarjetas de prepago para comprar en SORIANA, etc. El PRI "regala" esas chucherías a cambio de que la gente vote por el PRI. Quid pro Quo.

Tristemente muchos mexicanos, ante la necesidad, venden su voto a cambio de baratijas.

Algunos personas "vendían" su voto al PRI , pero ya en la intimidad de la mampara de la casilla votaban por otro partido. Je, je, je, je, je.

Ante esa situación el PRI se adapta y ahora opera de esta manera:

  1. la persona que vende su voto se reúne afuera de la casilla electoral con un testaferro del PRI
  2. la persona que vende su voto recibe del testaferro del PRI una boleta electoral con un voto a favor del PRI
  3. la persona que vende su voto acude a la casilla y recibe de los funcionario del Instituto Nacional Electoral una boleta electoral en blanco
  4. en la intimidad de la mampara la persona que vende su voto guarda y esconde la boleta electoral en blanco
  5. la persona que vende su voto deposita en la urna la boleta electoral con un voto a favor del PRI
  6. la persona que vende su voto regresa con el testaferro del PRI y le entrega la boleta electoral en blanco
  7. el testaferro del PRI marca la boleta electoral en blanco para votar a favor del PRI
  8. la operación se repite hasta el infinito

También el PRI se aprovecha de las nuevas tecnologías y en ocasiones exige que la persona que vende su voto tome una foto de su boleta para confirmar que votó por el PRI.

En algunos Estados ahora perversamente el PRI ya no entrega despensas, bultos de cemento, cubetas de plástico, láminas de cartón, playeras, gorras, tarjetas con tiempo aire para el teléfono celular, becas, tarjetas de prepago para comprar en SORIANA, etc. Ahora ofrece la promesa de regalar esas chucherías.... si gana el PRI, se entregarán esas baratijas, si pierde el PRI obviamente la promesa no se cumple... Más aún se han reportado casos donde gana el PRI y no se entregan las cosas prometidas.

El PRI también se aprovecha de la desidia de la ciudadanía para no ser funcionarios de casilla. Antes el PRI organizaba las elecciones y controlaba las casillas el día de la elección. El priísta Gonzalo N. Santos, exgobernador de San Luis Potosí, en su libro "Memorias" cuenta como operaban los priístas para obtener el famoso carro completo, como hacían para que el PRI ganara todo. El priísta Gonzalo N. Santos con cinismo confesaba como funcionaba la aplanadora priísta.

Afortunadamente, y a pesar del PRI, el país ha cambiado. Y uno de esos cambios es que ahora es más difícil cometer un fraude. Esto no quiere decir que ya no ocurran robos de urna, urnas embarazadas, operación tamal, muertos votantes, acarreo de votantes, ratón loco, carrusel, etc. Basta recordar lo que ocurrió en las elecciones federales del 2006...

Pero ahora organizaciones civiles y representantes de partidos pueden estar presentes en cada casilla y reportar comportamientos indebidos. Ante irregularidades, con los argumentos suficientes el resultado de una casilla puede anularse y repetirse la elección.

Cuando los ciudadanos participan votando, fungiendo como funcionarios de casilla y observadores electorales el PRI pierde o por lo menos se lleva un susto...

Así, el PRI le apuesta a que los ciudadanos no participen, no voten, no sean funcionarios de casilla, no sean observadores electorales... Con ello su victoria estará asegurada.

Sitios de interés

Una arista del fraude electoral del año 2006


Comenta y opina este texto     Lee mi libro de visitas
© 1997-2017 Alain García Gómez
albegago@hotmail.com
@feesgo
El vínculo a este documento es:

Puedes apoyar a este sitio invitándome a comer...

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios. Si continua navegando, entendemos que acepta su uso. Política de Privacidad